Abercrombie & Fitch

Abercrombie & Fitch

Moda para jóvenes desenfadados

Abercrombie & Fitch fue originalmente una tienda de artículos deportivos, pesca y caza, que abrió sus puertas en 1892 en el barrio de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, por David T. Abercrombie y Ezra H. Fitch. Pero en 1976, Abercrombie & Fitch se declaró en bancarrota y cerró su principal tienda de Manhattan en 1977.

Al poco el nombre fue recuperado, en 1978-79, cuando la cadena americana de artículos deportivos Oshman, adquirió la marca y relanzó A & F como un minorista de pedidos por correo especializada en ropa de caza y artículos de novedad, al mismo tiempo que abrieron tiendas en Beverly Hills, Dallas, y de nuevo en Nueva York. En 1988, la empresa pasó a manos de The Limited quien fortaleció su referente y estilo actuales.

Es un fabricante y distribuidor de ropa y accesorios de deporte principalmente para un público joven, tiene más de 300 locales en Estados Unidos y se está expandiendo a nivel internacional, con cuatro tiendas en Canadá y una en Londres, Milán, Tokio, Copenhague, París, Bruselas, Dublín, Hong Kong o Singapur.

Aterrizó hace apenas un año en España, con la apertura de una tienda en Madrid, en un Palacete en Ortega y Gasset, y con el aval y la fuerza de haber cerrado el ejercicio 2010 con unas ventas netas de 2.930 millones de dólares (2.158 millones de euros).

Cuenta con tres marcas dentro de la propia Abercrombie & Fitch:

  • Abercrombie: moda infantil
  • Hollister Co.: dirigida a un público adolescente.
  • Gilly Hicks: línea dirigida al público más adulto, aunque universitario o joven.

La firma ha sido noticia en multitud de ocasiones por su publicidad de estética comprometedora, por sus prácticas de contratación y trato a empleados o por fomentar el uso de prendas excesivamente adultas en jóvenes. Pero no por eso ha dejado de tener éxito con su estilo rompedor, casual y con sello al mismo tiempo casual y sexy.

 

 

Categorías
Mujer
Hombre
Infantil
Ventas Relacionadas