7 motivos por los que nos pone un hombre con traje
Prueba pies de foto

15 señales que indican que necesitas sexo

Hay cosas que no se pueden disimular..., Si te sientes identificada con estas señales, a lo mejor ha llegado el momento de ponerse manos a la obra.

15 señales que indican que necesitas sexo
Compártelo:
Puntuación: 3.2 en 5 votaciones
-
Irene Herrero

Es fácil saber quién ha tenido sexo mañanero antes de ir a trabajar porque es el único que entra radiante a la oficina un lunes por la mañana... Pero amiga, no te engañes, también se puede adivinar quién hace mucho que no tiene una noche loca. Si te sientes identificada con estas señales, a lo mejor deberías ponerte manos a la obra.

1. Falta de sueño

La actividad sexual favorece que tu cuerpo genere una hormona llamada oxitocina. Esta sustancia, conocida como la hormona el amor, es esencial para tener un sueño adecuado y placentero. Por eso, si últimamente das muchas vueltas en la cama antes de dormirte ¡un encuentro sexual podría ser la solución!

 

2. Estás de mal humor, estresada y con ansiedad

Los cambios de humor son un síntoma claro. Cuando hace mucho que no tienes sexo, tus hormonas se revolucionan y echan de menos esa descarga de adrenalina, que además de ser divertida, mejora tu rendimiento físico. Como cualquier otra actividad física, el sexo hace que tu cuerpo segregue endorfinas, las hormonas de la felicidad, que generan una sensación de bienestar automática.

 

3. Aparentas más edad

El insomnio hará que ojeras y bolsas cubran tus rostro mientras que el mal humor y el estrés podrán favorecer la aparición de arrugas. Además, la práctica sexual hace que tus poros se abran y se liberen impurezas, por eso, la falta de sexo hace que tu piel luzca sin brillo y con imperfecciones.

 

4. Te vuelves menos sociable

La falta de endorfinas, además de complicar tu humor, hará que disminuyan tus necesidades de socialización, lo que a la larga podrá hacer que te sientas un poco sola. Si no tienes a mano a alguien con quién desahogarte, puedes optar por la masturbación o por practicar deporte habitualmente, ¡ambas prácticas muy buenas para tu salud!

 

5. Te encuentras mal todo el rato

Como ya hemos dicho, la falta de sexo disminuye la producción de endorfinas y también de serotonina, conocidas como las hormonas de la felicidad y famosas por actuar como un analgésico natural.

 

6. Se te olvidan las cosas

Si últimamente te cuesta concentrarte, esta podría ser la razón. Aunque parece exagerado atribuirle tantos males a las falta de sexo, resulta que un estudio realizado por la Universidad de Maryland, reveló que el sexo aumenta la neurogénesis, creación de nuevas neuronas en una zona del cerebro llamada hipocampo.

 

7. Pierdes tu autoestima

Con la persona adecuada, el sexo es una actividad que mejora la autoestima. Aunque lo ideal sería que fuésemos capaces de aceptarnos y querernos sin más, lo cierto es que cuando tu pareja sexual te hace sentir deseada y atendida, es mucho más fácil.

 

8. Tienes muchas fantasías

Tu imaginación se dispara y se te ocurren millones de historias y fantasías que estás deseando cumplir... ¿nuestro consejo? Despídete de los complejos, apúntalas y aprovecha para hacerlas realidad en cuanto tengas la oportunidad ;)

 

9. Odias a todas las parejitas que te encuentras dándose el lote

Si es tu caso, te recomendamos que cuentes hasta diez y respires hondo antes de gritarles el típico "¡Id a un hotel!"

 

10. Piensas en sexo TODO EL RATO

SEXO, SEXO, SEXO, SEXO... Un adolescente salido se ha apoderado de tu cerebro y no puedes evitar encontrarle el doble sentido a todo. Pon cartas en el asunto antes de que se te vaya de las manos.

 

11. Sientes atracción por gente que nunca imaginarías

Sí, también por el cartero, el camarero del bar de abajo, tu amigo de toda la vida, el hermano de tu amiga, ese tío que te cruzas en el metro todas las mañanas, tu compañero de la oficina con el que coincides en el ascensor, tu profesor de pilates... La lista es infinita.

 

12. Te planteas incluso llamar a ese ex que te rompió el corazón

No. No lo hagas.

 

13. Recurres a la masturbación más a menudo que normalmente

Este punto no está mal, pero ¿qué te parece añadir un poco de sexo en pareja para variar?

 

14. Te apetece comer chocolate todo el rato

Cualquiera que conozca el sexo y el chocolate sabe que, evidentemente, no son intercambiables. Sin embargo, es habitual que a las mujeres nos de por atracar la despensa cuando hace tiempo que no tenemos un encuentro sexual. ¿El motivo? el chocolate facilita la liberación de endorfinas y activa la serotonina, una cuestión que hace que también nos apetezca tomarlo los días de menstruación en los que estamos "de bajón".

 

15. Cuando por fin tienes sexo, lo celebras con un baile (muy) ridículo y necesitas contárselo a todas tus amigas

Gifs: Giphy

Go Shopping

}); });