¿Por qué a veces se llora después de tener un orgasmo?
7 remedios naturales para evitar el encrespamiento

Todo lo que debes saber sobre los pedos vaginales

Si quieres saber cómo explicarle a tu chico –y que se lo crea– qué es pedo vaginal, sigue leyendo. Te contamos todo sobre estas ventosidades que no huelen a nada pero que por un momento parecen serlo todo.

Todo lo que debes saber sobre los pedos vaginales
Compártelo:
Puntuación: 1 en 1 votaciones
-
Maria Sánchez

Estáis en el momento álgido, dándolo todo. Entre gemidos y jadeos se cuela un sonido molesto al que nuestra pareja reacciona con cara de estupefacción primero, después de asombro y finalmente parece decirnos con la mirada y la mueca “¿de verdad te acabas de tirar un cuesco?”. Rápidamente te disculpas y dices eso de “¡es un pedo vaginal!” pero el chico sigue sin saber si seguir, si parar, esperando que empiece aquello a oler…

¿Quién no ha experimentado una situación así, al menos cuando se iniciaba en esto del sexo? Seguramente todos los que estamos leyendo este post lo hayamos experimentado y es por eso que queremos contaros todo lo que probablemente siempre hemos querido saber –o explicar– sobre este tipo de ventosidades y nunca nos atrevimos a investigar…

¿Qué son exactamente?

Es una expulsión de aire de la vulva que tiene lugar durante el coito. Se le llama también flatulencia vaginal.

¿Cómo se producen?

Cuando se tienen relaciones sexuales. En el momento de la penetración puede entrar aire en la vagina y con la fricción, con el vaivén de los movimientos, se produce ese sonido que tanto puede llegar a incomodarnos. Otra de las respuestas a este fenómeno es la perdida de tono muscular en las paredes vaginales: estas se estiran y se contraen cuando tiene actividad por lo que deja pasar ese aire que sale disparado… Una de las diferencias en relación a los anales es que cuando se genera en el ano podemos controlarlo en cierta manera al tener un esfínter que lo contrae e impide su expulsión.

evitar pedos vaginales

Es propio de personas que tienen un aparato genial femenino algo mayor de lo normal o en casos en los que el hombre tiene un pene que es más pequeño en comparación con la vagina de la chica. A la hora de hablar de tamaños todo es relativo, ¿eh? Así que dejémoslo en que es frecuente si hay diferencia entre uno y otro.

No es exclusivo del sexo (se puede dar igualmente en la masturbación). Se dan al realizar actividades deportivas, esfuerzos físicos, estiramientos, etc.

¿Se pueden evitar? 

No hay una fórmula mágica ni que funcione al 100%, la verdad. Lo que sí se puede hacer es fortalecer la zona pélvica haciendo algunos de los ejercicios de Kegel de los que ya os hablamos en un artículo anterior.

Sea como fuere, es algo natural y como tal hay que tratarlo. Lo bueno es que no producen olor por lo que todo puede quedar en una anécdota si sabemos cómo llevar la situación.

Go Shopping

}); });