Chupa Chus

Chupa Chus

Moda con sabor a caramelo

La tradición de niños y mayores de consumir caramelos en España, estaba más que arraigada a finales de los años 50.

Pero no fue hasta 1958 cuando el asturiano Enric Bernat, fundó la compañía Chupa Chups al tener la gran idea de crear un nuevo dulce atractivo y universal, el caramelo con palo, que según su inventor "sería como comer un caramelo con un tenedor".

Desde el comienzo, en la fábrica de Asturias, se empezaron a producir siete sabores diferentes de este dulce, que se introdujo en el mercado español con el nombre de "Chups", pero su slogan "chupa Chups" se convirtió en el nombre definitivo del producto.

Comenzó vendiéndose a 1 peseta, un precio algo caro para la época pero que encajaba con la idea de vender un producto de calidad y como dato importante, el alegre y original logotipo que recuerda una margarita y que se quiso confeccionar para su venta internacional, fue re-diseñado en 1968, por el artista Salvador Dalí.

En 1967 se inauguró una nueva fábrica en Sant Esteve Sesrovires en Barcelona y la primera filial fuera de España, en la ciudad de Perpiñán en Francia. Enric Bernat falleció en diciembre de 2003, y en julio de 2006, la empresa italo-holandesa Perfetti Van Melle, adquirió de sus herederos la mayoría del capital de la empresa Chupa Chups.

Hoy en día, la producción anual es de unas 17.000 toneladas de Chupa Chups y se producen diariamente 12 millones de unidades del gracioso e internacional invento español.

Además de caramelos, Chupa Chups ofrece a sus clientes camisetas y sudaderas con estampados graciosos y divertidos.