Dr. Scholl

Dr. Scholl

Confort y bienestar para nuestros pies

La marca Dr. Scholl ha sido durante más de 100 años, responsable de adelantos en confort y bienestar de los pies.

William Matias Scholl, nieto de zapatero e hijo de inmigrantes alemanes en Estados Unidos, comenzó abriendo, con diecisiete años, una pequeña zapatería especializada en calzado ortopédico y de confort en Chicago, en el año 1899.

El doctor aún estaba estudiando medicina cuando realizó su primer invento, el "Footeazer", una plantilla descansa-pies diseñada para corregir malformaciones en el arco del pie. Y ya en 1904, a los 22 años y recién graduado como podólogo, montó su propia fábrica de estas plantillas, que se convertiría en una de las líneas de producto de mayor éxito del sector.

Junto con su hermano Frank J. Scholl prosiguió su carrera con la creación de una línea de remedios terapéuticos, zapatos anatómicos o medias de compresión para tobillos hinchados o varices.

Aunque fue en los años 60 cuando se produjo el lanzamiento de uno de sus productos más emblemáticos, las sandalias anatómicas Scholl, que llegaron a emplear famosas, como las modelos Twiggy y Jean Shrimpton y a finales de 1972, las ventas nacionales superaron el millón de pares.

El Dr. Scholl había conseguido aunar la comodidad, el confort y la salud de los pies con la elegancia, el diseño y la moda y sus piezas se han dado a conocer en la revista Vogue o en series como "Sex and the City" (Sexo en Nueva York), menciones que han asentado su internacionalización.

En 1968 el Dr. William M. Scholl murió a los 86 años de edad con más de 1.000 productos patentados, pero su visión comercial al mismo tiempo que acierto en el campo de la salud, han hecho que la firma, actualmente propiedad de la empresa británica SSL International y que fabrica en China, distribuya sus productos en más de 70 países de todo el mundo.

Categorías
Mujer
Hombre