Evoluciones sorprendentes: Kiko Hernández
Ya hay fecha para el reencuentro de OT y viene con sorpresa

5 cosas prohibidas antes y después de tener sexo

En el amor y en la guerra dicen que todo valen, pero si el terreno de juego es una cama king size y unas sábanas de seda, hay algunas cosas que no están permitidas. Ojo, ni ‘antes de’ ni ‘después de’.

5 cosas prohibidas antes y después de tener sexo
Compártelo:
Puntuación: 2 en 2 votaciones
-
Maria Sánchez

Puede que no hablemos de ello pero hay una especie de reglas no escritas sobre aquello que podemos y no podemos hacer antes de tener sexo con otra persona. Lee estos cinco ‘Never’ y piensa en ello… ¿A que jamás deberíamos caer en eso?

1. Apagar la luz. 

Entendemos que hay gente que es especialmente tímida, con algún complejo, que necesita tiempo para mostrarse en su plenitud delante de otra persona pero, en serio, no es recomendable quedarnos a oscuras y solo palpar. Conozco de quienes se dieron un golpe con el cabecero de la cama o cayeron al suelo… Exceptuamos las ocasiones en las que lo hemos hecho a propósito por el morbo de los desconocido y de no poder ver nada, pero por lo general es de lo más erótico ver el cuerpo de nuestra pareja, cómo se excita y le cambia la cara, ¿o no?

2. Entrar al baño a asearnos. 

Hacerlo ‘antes’ puede tener un pase, lo admitimos, pues en ocasiones el encuentro sexual llega de manera inesperada tras un día de playa o después de una dura jornada de trabajo y necesitamos sentirnos ‘limpios’. Lo que deberíamos de intentar es que el otro/ la otra no se de cuenta de ello, corriendo al aseo nada más entrar por la puerta. Y bueno, lo de nada más terminar correr a bañarse me deja sin palabras, ¿en serio alguien se siente tan sucio como para necesitar pasar por agua tras un rato de desfreno? Ay, eso huele –y nunca mejor dicho– a algún trauma.

entrar al baño

3. Planificar y calcular el tiempo del que disponemos y qué tenemos que hacer nada más terminar.

Es una de las consecuencias del estrés de vida que muchos llevamos. No nos hemos metido en faena pero ya andamos mirando el reloj y pensando, "¿cuánto tiempo puedo dedicarle al sexo?" Y al terminar, "madre mía, ¡la de cosas que tengo que hacer!". Estos pensamientos automáticos y recurrentes solo hacen que apenas disfrutemos de una situación que debería ser de lo más placentera y desestresante.

4. Cuidado con la comida: evita ciertos alimentos.

El queso y los lácteos suelen provocar gases, también los chicles. El ajo y la cebolla deja olores fuertes y no muy agradables para el momento de los besos y los mariscos, por mucho que digan que son afrodisiacos, con moderación, que aunque nos cepillemos bien los dientes también deja rastro. ¿Y qué decir de comidas como la mexicana o la hindú, con tantas especias y picantes? Esto para los previos. A posteriori, igualmente recomendable no tomar algunos de estos si vamos a pasar toda la noche con ese chico o esa chica con la que tal vez no tenemos aún confianza para tirarnos algún pedo inoportuno.

alimentos pique

5. Fuera móvil y whatsApp.

En serio, ¿es posible que nos desconectemos un rato del smartphone, de qué se cuenta en Facebook, que dicen por Twitter y de los innumerables grupos de WhatsApp en los que estamos? Antes de ponernos con los preliminares ya deberíamos haber dejado el teléfono bien guardados y al terminara nada de ir corriendo a ver qué ha podido ocurrir el tiempo que hemos estado a la tarea.

Go Shopping

}); });