6 consejos para los dolores menstruales
15 señales que indican que necesitas sexo

5 excusas para saltarte la dieta en Navidad

Mentiras que nos decimos a nosotros mismos para dejar a un lado las ensaladas y el pollo a la plancha y disfrutar de las fiestas. Venga, que sí, que la Navidad es solo una vez al año...

5 excusas para saltarte la dieta en Navidad
5 excusas para saltarte la dieta en Navidad (Istock)
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Maria Sánchez

Si hace unos días os animábamos a empezar la Operación: Polvorón ahora os hablamos de esas excusas que todos vamos a encontrar las próximas Navidades para saltarnos la dieta. Como el primer paso es reconocerlo, puede que echarle un vistazo a este Top Five de mentiras mentirosísimas que nosotros mismos vamos a echarnos para ponernos morados de turrones y chocolates nos hagan recapacitar… Por supuesto, si caemos en la tentación, nada de lamentos, ¿eh? ¡Que nos quiten lo bailao! Ya llegará el post-vacaciones, la cuesta de enero y la hora de arrancar con eso que da miedo solo de nombrarlo –operación bikini–. Centrémonos en el aquí y el ahora y tomad buena cuenta de esas cinco historias que os vais a inventar para disfrutar al máximo del sabor tan rico y tradicional de estas fechas.

1. La Navidad es una vez al año… Y como dicen eso de ‘una vez al año no hace daño’ pues adelante. Lo único que hay de ‘mentirijilla’ en esto es que no solo nos la vamos a saltar un día sino que probablemente comamos relativamente mal y mucho durante tres semanas, si sumamos el pre-Navidad y las propias fiestas en sí. Pues eso, que una vez al año…

La Navidad es una vez al año (Istock) La Navidad es una vez al año (Istock)

2. Mañana me paso el día a pollo y piña. Una de las formas de perder peso más célebres y alocadas –nada recomendable, amigos– del mundo, esa que dice que solo se come pollo y piña y adelgazas. Obviamente. Pero nos equivocamos si pensamos que compensar consiste en un día comernos todo lo que haya en la mesa y otro pasarnos la jornada bebiendo agua, pollo, piña… Al final te dará un hambre voraz, asaltarás la nevera y seguirás diciéndote eso de “una vez al año no hace daño”.

3. “Para una vez que nos reunimos todos” Después las cenas navideñas con la familia, al otro día, la comida de Navidad, la nochevieja, el día de Año Nuevo y el roscón de Reyes como rúbrica perfecta e hiper calórica. El caso es que para una vez que nos reunimos, aunque vayamos a comer juntos unas tres o cuatro veces en poco menos de un mes, pues todo está permitido.

Quedar con familiares y amigos para comer es la excusa perfecta (Istock) Quedar con familiares y amigos para comer es la excusa perfecta (Istock)

4. "En enero empiezo a ponerme en forma". Eso te dices en los eventos ‘previos a’, en el ‘durante’ y llega el día 1 y te propones hacer deporte para ponerte en forma y empezar a comer de manera saludable. Se te había olvidado que aún queda el dulce entre los dulces, el ‘postre’ de las fiestas navideñas. Sí, ya os lo decíamos antes, el roscón de Reyes, ¿alguien puede resistirse? ¡Ya empezamos mañana!

5. Unos meses a dieta preparándome para esto. Sí, hay quien despidió el verano empezando un régimen de adelgazamiento y con todas las intenciones de llegar a Navidad divinas de la muerte para lucir palmito… y coger en dos o tres semanas lo perdido en dos o tres meses. Estas no necesitan excusas, lo tienen clarísimo y les alabamos el gusto ¡Cada uno que haga lo que le plazca!

Operación Polvorón (Istock) Operación Polvorón (Istock)

http://rusbankinfo.ru займы на карту круглосуточно и без отказа оформляйте срочно заявку

Go Shopping

}); });