Cosas que todas diríamos a nuestros ex si te pudieses sincerar
Shakira, ¿embarazo a la vista?

5 Tips para unas piernas de escándalo

Si quieres que estén tan bonitas como sanas y en forma, ten en cuenta los cinco tips para cuidar las piernas que te proponemos hoy.

5 Tips para unas piernas de escándalo
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Maria Serralta

Te acuerdas de ellas solo cuando hace bueno y llevas una falda corta o un vestido, y no les das el cuidado que merecen. Descubre hoy en inVIPtus cómo cuidar tus piernas para que estén fabulosas.

Lucir unas piernas bonitas en verano es muy sencillo (Unsplash) Lucir unas piernas bonitas en verano es muy sencillo (Unsplash)

Es injusto pero muy frecuente que solo prestemos atención a nuestras piernas en verano, es decir, durante los meses en que van al aire y no se encuentran “escondidas” entre medias, leotardos y pantalones largos. Si quieres que estén tan bonitas como sanas y en forma, ten en cuenta los cinco tips para cuidar las piernas que te proponemos hoy.

Cuando estés descansando, en el sofá o en la cama, ponlas en alto colocando un cojín grande debajo de las rodillas: ayudarás a mejorar la circulación y a evitar o mejorar la sensación de piernas pesadas.

Elige métodos de depilación que las respeten, y a la hora de depilarte, hazlo después de un buen baño o una ducha caliente: los poros están abiertos y el vello sale más fácilmente. Al terminar aplica una crema hidratante que reconforte y calme la piel agredida por la depilación.

Si tienes problemas de circulación, o si quieres prevenirlos, acostúmbrate a darte masajes con el agua de la ducha, alternando agua fría y caliente: los cambios de temperatura activan la circulación y favorecen el retorno venoso.

Unas piernas hidratadas siempre son bonitas (Unsplash) Unas piernas hidratadas siempre son bonitas (Unsplash)

Para que tus piernas luzcan bonitas y cuidadas hidrátalas a diario con una buena crema hidratante. Si te cuesta o te da pereza, prueba con un acondicionador para la piel, que se utiliza en la ducha sin perder un solo segundo.

Evita los pantalones demasiado apretados, que comprimen los músculos y las articulaciones aportando una sensación de incomodidad.

Go Shopping

}); });