6 problemas que pueden surgir tras una operación estética
3,2,1 ¡Empieza la fashion week Madrid!

6 situaciones que vives cuando él tiene un gran miembro

Repasamos las principales emociones que nos suscita una episodio de semejante tamaño. ¡Nunca mejor dicho!

6 situaciones que vives cuando él tiene un gran miembro
Pareja en la cama (iStock)
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Eva García

Ese día en el que todo se da bien de principio a fin, con el broche final de acabar en la cama con el hombre que deseabas. Empiezas a desnudarle y ¡sorpresa!, su miembro es sorprendentemente grande. A partir de aquí, todo empieza a vivirse desde otra perspectiva. Seguro que te ves reflejada en alguna de estas situaciones si has vivido este momento en alguna ocasión, pero lo importante es que sepan lo que hacen y no sea un desastre. Los momentos que vivirás son los siguientes:

1. Bloqueo mental momentáneo

Es la primera reacción te gusten o no los miembros grandes. Es verlo y se produce un corte de respiración pese a que todo iba como la seda. Hay dos maneras de acabar con dicho bloqueo mental: verlo con buenos ojos y que todo vaya a más incluso o que te descentre un poco y no seas capaz de recuperar el ritmo y la confianza.

2. El preservativo no vale

Has comprado preservativos por si las moscas y resulta que no sabías que tenías que hacerlo en tamaño XL. Afortunadamente, es muy probable que él lleve alguno encima y salve la situación.

3. Risa floja

Es una reacció muy  habitual. Te pueda dar también por tener una risa nerviosa que incluso él se contagie de ella. La situación puede tornarse cómica porque nunca se sabe cómo va a comportarse alguien ante semejante sorpresa.

4. No entra

Te has decidido a seguir disfrutando, él se siente con la confianza que da semejante miembro, pero llega el momento de la penetración... y no entra. Puede pasar, no sería la primera vez así que tranquila. Con paciencia y destreza lo lograréis.

5. No puedes abarcarlo todo

El pene, en plena erección, puede convertirse en una nave de difícil conducción debido a su tamaño. Y esto puede generarte agobio, sobre todo si os decidís a probar el sexo oral. Relájate o acabaréis mal.

6. Euforia

Si eres de las que no le tienes miedo al tamaño e incluso lo prefieres, con esta sorpresa tu día pasa a la categoría de histórico. Te vienes arriba y aquello solo puede acabar en noche mítica. Disfrútalo.

Go Shopping

}); });