10 matrimonios famosos que empezaron con un adulterio
3,2,1 ¡Empieza la fashion week Madrid!

7 claves para llevar una relación con alguien mucho menor que tú

Si a Shakira y Piqué les funciona eso de llevarse diez años de diferencia, ¿por qué no a nosotr@s? Os damos unos consejos para disfrutar de vuestro amor con alguien menor que vosotr@s.

7 claves para llevar una relación con alguien mucho menor que tú
Shakira y piqué son una de las parejas más estables (Gtres)
Compártelo:
Puntuación: 3 en 1 votaciones
-
Maria Sánchez

Si Shakira ha conseguido formar una pareja envidiada por muchos pese a los diez años de diferencia de edad que mantiene con su novio, el futbolista Gerard Piqué, ¿por qué no vamos a poder nosotras?

Ellos no son los únicos famosos que forman noviazgos y matrimonios de lo más estable en el mundo del famoseo, lo que ya conlleva un plus de dificultad: Hugh Jackman y Deborra-Lee Furness, Elsa Pataky y Chris Hemsworth, Sharon Stone y David DeLuise –estos se llevan 27 primaveras– y hasta hace poquito Jennifer López y Casper Smart, que han terminado tras cinco años de relación… ¿Qué pudo fallar en el romance de estos? Nosotros no somos adivinos ni hemos podido hablarlo con JLo personalmente pero sí podemos daros unos cuantos consejitos para llevar una relación con alguien mucho más menor que tú.

J-Lo vuelve a ser una de las solteras de oro. (Gtres) J-Lo vuelve a ser una de las solteras de oro. (Gtres)

1. Olvidar la presión social. En este mundo de desigualdades (y mucho machismo) está mejor visto que ellos sean mayores que ellas. Cuando las chicas tienen más edad que sus parejas parece armarse un escándalo proporcional a la cantidad de años que se llevan de diferencia. La clave es dejar a un lado los prejuicios y que nada ni nadie que no seáis tú y él se entrometa en la decisión de estar juntos. Las velas que ponemos en la tarta de cumpleaños no son más que un número insignificante. La realidad está dentro de nosotros.

2. Nada de prejuicios ni ideas preconcebidas. En ocasiones el problema principal no es tanto las murmuraciones y los cotilleos de la gente de fuera, los externos a nosotros, sino las propias ideas preconcebidas que muchas podemos llevar por el hecho de salir con alguien menor que nosotras… Que si es muy crío, que probablemente no me diga toda la verdad, que prefiere salir más con sus amigos que conmigo, que seguro que un día me deja por otra de su edad… No se puede disfrutar de manera sana de un amor si se va con pensamiento negativo. Si la otra persona no nos ha dado señales de todas esas barbaridades que se nos pueden pasar por la cabeza mejor desterrar esas tonterías y disfrutar al máximo de lo mucho bueno y bonito que nos reportará este romance.

3. Comunicación fluida. Esto es un ‘must’ en cualquier tipo de historia amorosa y siempre lo solemos incluir en los artículos de este tipo. Pero es que es fundamental que haya una comunicación constante y clara en la pareja. Si no decimos que nos gusta o que nos molesta es imposible que la otra ‘media naranja’ sepa de nuestras necesidades o aquello que puede preocuparnos. En situaciones como esta, en las que, queramos o no, esa diferencia de años supone divergencias notables en determinados aspectos del día a día y de la forma de ver la vida, es especialmente importante tener en cuenta esto.

Si hay algo que sostiene una relación, es la comunicación. (Gtres) Si hay algo que sostiene una relación, es la comunicación. (Gtres)

4. Paciencia, divino tesoro. Queramos o no, por más madurez que tenga la otra persona, si nos llevamos diez o quince años es lógico que haya matices importantes a la hora de ver las cosas y afrontar los problemas. Fundamental la paciencia y la empatía, saber ponernos en su lugar, entenderlos y aconsejarles en la medida de lo posible, sin llegar a ser… ¡como su madre! De esto sabe mucho Jennifer López y su ‘Ain’t your mama’.

5. No convertirse en su madre. Ya lo comentábamos justo en el punto 4: nada de regañinas o alguna especie de castigo. Es lo peor que podemos hacer y la manera más rápida de ponerle el ‘The End’ a este amorío. Déjale su espacio para que madure por sí mismo, para que se equivoque y aprenda con los fallos. Se fuerte y mantente al margen dentro de unos límites lógicos.

6. Nada de celos, es el peor enemigo de vuestra historia de amor. Cuando se es más mayor que la otra persona se tiende a tener miedo a que nos dejen por alguien de su edad. Deberíamos no hacerle ni caso a ese diablillo que nos aconseja que celemos. No olvides jamás que si está contigo es porque le gustas, porque te quiere. Nadie obliga a nadie a mantener algo que no le llena o le da satisfacciones.

Los celos no son nada atractivos, ¡alejan personas) (Gtres) Los celos no son nada atractivos, ¡alejan personas) (Gtres)

6. Planes que apetezcan a ambos. Fundamental llegar a un equilibrio, conocer qué aficiones se tienen en común para disfrutarlas juntos y dejar huevo a lo que le gusta a cada uno y puede que el otro no tenga entre sus hobbies. Hay tiempo para todo por lo que no debemos olvidarnos de hacer cosas que gusten a ambas partes de la relación.

7. Dejarse llevar y disfrutar de las mil ventajas de estar con alguien más jovencito. Suelen ser más despreocupados, más activos, dinámicos, divertidos y alegres. Aprovecha esa vitalidad que puede que te aporte. Por lo general tienen más ganas de experimentar y de sacarle todo el jugo a la naranja… En la cama también es probable que notes que las cosas pueden ser mucho mejor.

Go Shopping

}); });