Raquel Salazar le planta cara al presentador de GH VIP
La nueva novia de Alejandro Sanz: Una modelo 20 años menor que él

Cómo afeitarse la barba para no tener irritaciones

Cómo afeitarse la barba para no tener irritaciones
Cómo afeitarse la barba para no tener irritaciones (Istock)
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Luis Javier de Inviptus

A la hora de afeitarse, no hay porqué sentir irritación. Esto no solo depende de la máquina que empleemos para hacerlo sino también de la forma en la que lo hacemos. En este sentido, y para que escojas bien, te dejamos aquí algunas de las mejores afeitadoras eléctricas del mercado y su comparativa para que escojas el modelo que más te convenga según tus necesidades y preferencias. Muy atento a estos consejos sobre cómo afeitarte para no tener irritaciones. Seguro que te son de gran ayuda.

1 Prepara tu piel antes

En muchos casos, la irritación a la hora de afeitarse viene del hecho de no haber preparado bien la piel. Es importante cuidar tu piel antes y después de hacerlo para no sufrir las consecuencias después. Como parte de este consejo, desarrollaremos algunas pautas importantes que debes tener en cuenta. En primer lugar no es recomendable afeitarse en seco ni tampoco emplear agua fría para hacerlo. Lo ideal es humedecer nuestra barba previamente y emplear agua tibia para el afeitado. Esto sucede porque el calor contribuye a abrir los poros de la piel y así facilitar el afeitado quitando muchas de las molestias que pueden aparecer si no seguimos estos consejos.

Igualmente, te recomendamos que prepares tu piel para el afeitado empleando geles exfoliantes dedicados a preparar la piel y suavizar el vello facial antes de proceder a afeitarlo. Por otro lado, y como es obvio, debemos emplear siempre gel o espuma de afeitado para facilitar todo el proceso. Queremos destacar por último la importancia que tiene hidratar la piel durante el proceso de afeitado regularmente con agua tibia para ir suavizando nuestro vello facial.

2  Sustituye las cuchillas

Otra de las causas más comunes por las que al afeitarnos podemos sentirnos irritados es por no sustituir adecuadamente nuestras cuchillas en el momento preciso. En este sentido, las bandas lubricantes que hoy en día poseen la mayoría de máquinas nos indican cuándo hay que sustituirlas. En el caso de las eléctricas es importante mantener su limpieza. Si usas una manual, es importante sustituirla cuando empieces a notar que da tirones.

3 El uso de máquinas desechables

Hay que decir que las maquinillas desechables son una de las principales causantes de la irritación al afeitarnos. Hoy en día existen alternativas mucho más eficaces y que de hecho no causan este perjuicio. Te recomendamos no emplearlas y pasarte a una máquina de afeitar eléctrica que no solo puede conseguir mejores resultados sino disminuir notablemente la irritación después de afeitarte. En el caso de que utilices una manual, asegúrate que sea de calidad y cuenta siempre con recambios para ella con una correcta dotación de la banda lubricante.

Los mejores consejos para no irritar tu piel (Istock) Los mejores consejos para no irritar tu piel (Istock)

4 Protege tu piel también después del afeitado

Como hemos dicho, es fundamental cuidar la piel antes, durante y después del afeitado. Después de afeitarnos, es recomendable cambiar el agua tibia o caliente por agua fría. Debemos secarnos suavemente, como palpando con la toalla sin arrastrarla. Es muy recomendable aplicar after shave después de haber quitado el vello facial ya que es una fórmula que contribuye a hidratar y refrescar nuestra piel aunque es recomendable usarlo sin alcohol para evitar el escozor.

5 Vigila y cuida tu forma de afeitarte

A la hora de afeitarnos, también debemos prestar atención a estarlo haciendo correctamente para evitar posteriormente la irritación. Recuerda que es la máquina de afeitar la que lleva a cabo la operación: no debemos forzar los movimientos. Si debemos hacerlo probablemente esto es un indicio de que debemos sustituir nuestro instrumento de afeitado. Así, dicha operación debe hacerse sin presión y con la máquina deslizándose suavemente sobre nuestro vello facial.

Igualmente, es recomendable seguir una serie de consejos que pueden ayudarte a reducir la irritación. Entre ellos está el de no pasar varias veces la máquina de afeitar por la misma zona. Eso contribuye a irritarla y es también un indicio de que posiblemente debemos sustituirla si nos es necesario hacerlo.

También es importante que a la hora de afeitarte lo hagas a favor del sentido de tu vello facial. Nunca a contrapelo, pues esto contribuye a generar la irritación y la posterior aparición de picores y granitos.

En el caso de querer un afeitado apurado, a veces es recomendable pasarlo solo por las zonas más accesibles y que tienen menos riesgo de resultar irritadas. En concreto, este tipo de pasadas no está recomendada para la zona del cuello por las razones que hemos expuesto antes. Sin embargo, en el caso del mentón o barbilla si puede hacerse ya que es una zona que no tiende a irritarse.

También debemos decir para combatir la irritación que la clave muchas veces está en lo acostumbrada que esté nuestra piel. En este sentido, introducir una rutina periódica de afeitado nos ayudará a que la irritación se reduzca notablemente como consecuencia de haber "acostumbrado" nuestra piel a ella. También es importante dejar para el final las zonas sensibles para el final para dejar que el gel actúe sobre ellas más tiempo.

Go Shopping

}); });