Descubre el nuevo novio de Mónica Naranjo
Tipos de pezones y lo que dicen de ti           

12 desventajas de tener el pecho grande

Lucir un buen escote sin esfuerzo, sentirte más atractiva... éstas son, básicamente las supuestas ventajas de lucir, de serie, un pecho generoso. Pero seguro que nunca te has planteado las desventajas.

12 desventajas de tener el pecho grande
12 desventajas de tener el pecho grande (iStock)
Compártelo:
Puntuación: 3.25 en 8 votaciones
-
Maria Serralta

¿Alguna vez has pensado que te gustaría tener más pecho, o incluso te has planteado recurrir a la cirugía estética para conseguir el pecho con el que sueñas? Si es así, quizá después de leer este artículo se te quiten las ganas: te desvelamos todas las desventajas que supone tener el pecho grande y en las que posiblemente no habías pensado. Y es que siempre se ha dicho que “la suerte de la fea, la guapa la desea”: no es oro todo lo que reluce, y aunque pienses que un escote generoso es más atractivo que uno más discreto, tener mucho pecho tiene su lado oscuro. De hecho, la reducción de pecho es una de las operaciones de cirugía estética más demandadas.

pecho_grande aunque creas que los escotes son más atractivos, tener mucho pecho tiene su lado oscuro (iStock)

1. Dolor de cuello y espalda: el peso que supone un pecho muy voluminoso se traduce en dolores y lesiones crónicos de espalda y cuello.

2. Las mujeres con mucho pecho nunca parecen proporcionadas: si están delgadas tienen un aspecto muy desproporcionado, y si están más bien rellenitas, parecen mucho más gruesas de lo que están.

3. Incomodidad a la hora de practicar deporte, por mucho que utilicen un sujetador deportivo. Especialmente los deportes que implican saltos o rebotes.

4. Cuanto más grandes son los pechos… más pesan, y más actúa la gravedad. Lo que significa que sufren más flacidez y mucho antes que un pecho más discreto.

5. Es difícil vestirse sin tener un aspecto provocativo, y por mucho que te pueda parecer genial estar sexy, hay muchas ocasiones, como por ejemplo en el trabajo, en las que parece que no pega.

6. Las prendas con la espalda muy escotada son territorio prohibido, ya que ir sin sujetador no es una opción.

7. En las firmas en que no se pueden combinar las tallas de la parte de arriba y de abajo de los bikinis es imposible acertar, porque si la parte de arriba queda bien, la de abajo es enorme, y viceversa.

8. Encontrar sujetadores bonitos de tallas grandes es complicado, y a menudo tienen que conformarse con modelos tipo abuela.

9. A la hora de dormir, la mayor parte de posturas son incómodas: boca arriba, los pechos cuelgan cada uno para un lado. Boca abajo, se aplastan y molestan. Y de lado, es fácil (y doloroso) que se pillen con los brazos.

10. En verano es muy normal que los pliegues bajo los pechos suden… y manchen la ropa. Además, el sudor y el calor favorecen la aparición de irritaciones y sarpullidos.

11. Las estrías son muy frecuentes, mucho más que en las mujeres con el pecho pequeño o medio.

12. Y por último, y según afirman todas las mujeres con el pecho grande, los hombres nunca te miran a los ojos, y se asoman a tu escote como si llevaras un micrófono. ¡De lo más molesto!

Go Shopping

}); });