5 ejercicios para un culo 10
10 libros que te pondrán cachonda

Los 5 malos hábitos que empeoran bolsas y ojeras

¿Te cuidas el contorno de ojos pero aún así no hay día que no te levantes con bolsas, ojeras o ambas? Lo más probable es que haya algo que no estás haciendo bien...

Los 5 malos hábitos que empeoran bolsas y ojeras
Los 5 malos hábitos que empeoran bolsas y ojeras(Istock)
Compártelo:
Puntuación: 2.3333333333333 en 3 votaciones
-
Maria Serralta

Si por más que te empeñas en intentar librarte de las bolsas y las ojeras no hay manera y siguen acompañándote desde que te levantas hasta que te acuestas, está claro que algo estás haciendo mal.

No se trata solo de aplicarte un contorno de ojos mañana y noche y de camuflarlas con corrector, la mirada es el rasgo facial en el que más se refleja el estado general de salud, y por eso tras una mala noche, un disgusto o en épocas de estrés tienden a aparecer. Pero si no solo te levantas con ellas de vez en cuando o cuando haces algún exceso, sino que bolsas y ojeras ya se han convertido en parte de ti, sigue leyendo, porque te vamos a desvelar los cinco malos hábitos más comunes que empeoran las bolsas y las ojeras.

Trucos para evitar las bolsas y ojeras(Istock) Trucos para evitar las bolsas y ojeras(Istock)

 

1. No desmaquillarse bien

Limpiar bien la piel cada noche es básico para mantenerla en buen estado, pero si te has maquillado los ojos no basta con una limpieza “por encima”, necesitarás un desmaquillante de ojos que los respete al máximo. Acostúmbrate a desmaquillarlos suavemente, nunca frotando fuerte o restregando, ya que al hacerlo se inflama el contorno de ojos y se pueden romper los capilares que hay bajo la finísima piel de esta zona, que, al romperse, le dan a la piel un color azulado o violeta.

2. Abusar del agua caliente

Mientras que el frío desinflama (si tienes bolsas, aplicar un antifaz de gel frío es un buen remedio de emergencia), el calor hace el efecto contrario. Por lo que si te duchas, te lavas el pelo o te lavas la cara con agua muy caliente estarás favoreciendo que las bolsas se acentúen.

3. Dormir sin almohada o con una almohada demasiado baja

Seguro que has oído alguna vez que es mejor para la espalda dormir sin almohada. Es una afirmación cuestionable, pero si además tienes bolsas, no deberías hacerlo nunca. ¿Por qué? Porque una de las mejores formas para atenuarlas es dormir con la cabeza más elevada que el cuerpo, para favorecer el drenaje.

4. No utilizar protección solar

La piel de los párpados y del contorno de ojos es cinco veces más fina que la del resto del rostro, y, además, está mucho más predispuesta a pigmentarse. Así que ya lo sabes: hazte con un protector solar específico para el contorno de ojos y úsalo a diario.

5. Tomar demasiada sal en las comidas, y especialmente, en las cenas

Como sabrás, la sal favorece la retención de líquidos, y una de las zonas más propensas a retener líquidos, además de las piernas y los tobillos, es la del contorno de ojos. Bebe mucho líquido, come sano y reduce al máximo la sal.

 

Si estos trucos te han sido de utilidad, echa un vistazo a nuestros trucos de belleza para perezosas.

 

Go Shopping

}); });