Kiko Rivera e Irene Rosales, ¡pelea en vivo y en directo!
Los 10 síntomas que podrían diagnosticar el cáncer de ovarios o de útero

Los 5 momentos post "polvo" que todos podemos vivir

Nos ha pasado a todos. Y lo sabes.

Los 5 momentos post "polvo" que todos podemos vivir
Los 5 momentos post "polvo" que todos podemos vivir (Istock)
Compártelo:
Puntuación: 3 en 1 votaciones
-
inVIPtus

Sábado por la noche, como cada fin de semana sales con tu pandilla a tomar unas copas, no vas con previsión alguna de que ocurra nada interesante durante la noche, y menos si hablamos de ligar…

Pero la suerte te sonríe, y el azar ha sido generoso contigo, ya casi cuando estabas a punto de volverte para casa, a la salida de la discoteca, alguien te sonrió. Decidido te acercaste y estuvisteis hablando un rato, hasta que te soltó la gran pregunta “¿me acompañas a casa?”. Lo que sucedería después en su casa está bastante claro… ¿o no todo? ¿Qué debes hacer después del polvo?

Veamos, existen varias situaciones que pueden pasar, y que todos debemos conocer para saber actuar acorde a lo que el momento demanda.

1. Antes de nada te avisa de que mañana tiene que trabajar.

Es la más sencilla de traducir, no hay que ser superdotado (intelectualmente hablando), para darse cuenta de que mañana es domingo, así que seguramente lo que te ha querido decir es que después de divertiros un rato te largues, y si puede ser que no hagas mucho ruido al cerrar la puerta.

 

bye door goodbye shut sarah silverman

2. Después de intimar te explica dónde está la parada de taxi más cercana

Quizás este mensaje subliminal sea aún más fácil de captar que el anterior, ya has satisfecho sus necesidades más vitales y quiere que te largues ya. Sin más.

3. Después de todo, los mensajes pendientes del WhatsApp son más interesantes que tú

Habéis pasado un buen rato, pero tu pareja de la noche, después de todo, ha decido que sus mensajes de WhatsApp son más interesantes que tú. Este es un momento crítico, debes tomar una decisión rápido, te marchas dignamente o decides pasar la noche en el trocito de cama que te han dejado, total tu casa está muy lejos y mañana será otro día. ¡No hay solución única!

4. ¿Dormimos abrazados?

Has conseguido pasar la noche en su casa, ¡enhorabuena!, y tu ligue esta entregado a ti, tanto que te insinúa que durmáis abrazados, conocido en el argot como “hacer la cucharita”… es el momento de sopesar tus opciones: estamos en agosto a 40º lo último que te apetece es sudar más con lo cual le sueltas “se me olvidó decirte que trabajaba mañana” y sales corriendo,  o bien, eres un romántico y te da igual que os quedéis pegados como a un sofá de escay, con lo cual decides quedarte, y disfrutar de vuestro idílico amor.

5. ¿Quieres un café?

Has pasado la noche como has podido, pero no creas que todos los peligros han pasado. Si te lleva el desayuno a la cama, ¡corre!¡Quiere un compromiso! Si cuando estás ya en la puerta te ofrece un café, ni lo intentes, no quiere saber más de ti.

Podría seguir hablando más, pero os tengo que dejar que mañana trabajo…

¡Feliz día a todos!

Go Shopping

}); });