Las 10 cirugías más extrañas del mundo
3,2,1 ¡Empieza la fashion week Madrid!

6 problemas que pueden surgir tras una operación estética

Operarse de estética no es una decisión que se tenga que tomar a la ligera, por eso hay que conocer los inconvenientes que pueden surgir tras una operación de este tipo para intentar evitarlos y saber cómo actuar si nos ocurre.

6 problemas que pueden surgir tras una operación estética
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Lady Art

La medicina estética se encuentra en constante evolución. Los avances de la ciencia permiten beneficiarse de la cirugía estética para corregir imperfecciones del cuerpo que no gustan, y que más allá de los problemas físicos que puedan producir, afectan también de manera psicológica a la persona.

Las operaciones de estética tienen el mismo número de defensores como de detractores. Son la alternativa perfecta para eliminar un complejo y en muchos de los casos ayudar a subir la autoestima de las personas. Pero no es oro todo lo que reluce.

Hace más de una década que surgió el "boom" de la cirugía en nuestro país. Numerosas son las clínicas low cost que han surgido, en parte por la gran demanda de este tipo de operaciones, y por otro lado debido a la "mina a explotar" que han visto muchas personas centradas solamente en el mero negocio.

Toda cirugía conlleva una incertidumbre y riesgo, por eso siempre hay que asegurarse de cumplir las órdenes que nos da nuestro médico tomando la medicación que nos corresponda y reposando el tiempo prescrito.

Las prisas por volver a la vida laboral y retomar la normalidad pueden tener el efecto contrario y ser las causas de una mala recuperación y como consecuencia problemas tras la operación.

Después de una operación estética pueden surgir problemas (iStock)

Es importante tener una relación de confianza con nuestro cirujano para poder así discutir los puntos de vista de cada uno para que finalmente la intervención quede a la altura de nuestras expectativas. Sin embargo, en ocasiones, tras la intervención, una vez que ya han pasado unos meses nos damos cuenta de que no todo va como debería y surgen algunos problemas como los que citamos a continuación:

1. No nos gusta el resultado

¿Las expectativas que tenías y la realidad son diferentes? En este caso lo único que puedes hacer es o hablar con tu cirujano para ver cómo podéis solventar el problema, o si no te fñias de este primero, buscar otro.

2. Rotura de las prótesis

En muchas de las clínicas en las que se ofrecen operaciones a bajo coste, la mayoría de las veces las prótesis y materiales utilizados no son de la calidad que deberían. ¿El resultado? Prótesis rotas con el paso del tiempo que provocan que el paciente tenga que volver a someterse a una operación para solventar un problema mucho más complicado.

Muchas mujeres sufren rotura de prótesis (iStock)

3. Intolerancia

A veces nuestro cuerpo considera que la prótesis o implantes no pertenecen al propio cuerpo y se produce un rechazo. Ante esta situación lo primero que hay que hacer es consultar con nuestro cirujano las alternativas que existen para solucionar el problema.

4. Infección

Otro de los males más comunes tras una operación es que se produzca una infección. Si notas que tienes fiebre, dolor e hinchazón lo primero que debes hacer es acudir inmediatamente a tu médico ya que probablemente se trate de una infección.

El bottox puede llegar a producir infecciones en la piel (iStock)

5. No cicatrizamos bien

Por suerte hoy en día existen multitud de medicamentos y cremas que ayudan a la cicatrización tras una operación, pero a algunas personas les cuesta más que a otras. Si este es tu caso tendrás que consultarlo con la persona que te operó.

6. Parecemos "articiales"

Uno de los "peligros que tiene la cirugía es que es adictiva, sobre todo con las operaciones en el rostro. No hay nada peor que perder la expresividad o los rasgos que identifican a una persona. Piensa que la cirugía es una ayuda para mejorar tu cuerpo, no para cambiarte por completo. Cada vez más mujeres se arrepienten de su excesivo paso por el quirófano y por desgracia se trata de un error que no tiene solución.

Lo que hay que tener claro es que las operaciones de estética duran toda la vida y que no hay que sucumbir a las modas cuando se trata de pasar por el quirófano. Se trata de una decisión que cambiará nuestro cuerpo y probablemente nuestra vida, así que no hay que tomárselo a la ligera.

Go Shopping

}); });