5 alimentos imprescindibles para tu dieta
Los 10 libros con historias más bonitas que debes leer

Cómo saber si tu hijo consume drogas

El verano es la época del año en la que más jóvenes se inician en el consumo de sustancias ilegales. Si quieres saber si tu hijo está adentrándose en este oscuro mundillo, toma nota de estos consejos para saber detectarlo a tiempo.

Cómo saber si tu hijo consume drogas
Cómo saber si tu hijo consume drogas (iStock)
Compártelo:
Puntuación: 0 en 0 votaciones
-
Maria Sánchez

Ya mismo viene el buen tiempo y con él el verano. Suele ser una de las épocas del año en la que más personas se inician en el consumo de drogas. El tener más tiempo libre, aumentar las salidas nocturnas y conocer gente nueva son algunos de los aspectos que están tras los orígenes de ciertas adicciones al alcohol, los estupefacientes u otras sustancias no permitidas. Si además nos referimos a la gente joven, el riesgo de caer en las redes de las drogas es aún mayor, al igual que el periodo de habituación. En menor espacio de tiempo acaban ‘enganchados’.

En ocasiones es complicado darse cuenta de lo que está pasando. Sin embargo, hay ciertos cambios en la conducta y en el físico de quienes se inician en este nefasto universo. En inVIPtus queremos daros unas indicaciones para los padres y madres que queráis saber si vuestr@ hij@ está empezando a consumir.

1. Comportamiento irascible. La actitud va cambiando de manera radical. Suelen ser frecuentes las peleas, las malas palabras con los seres queridos, los reproches, se vuelven más solitarios y aislados y pasan de 0 a 100 en cuestión de segundos. Estallan con facilidad y pueden volverse un poco violentos.

2. Solitarios. Muy relacionado con el punto anterior. En casa se vuelven muy solitarios. Cuando vuelven de estar en al calle apenas suelen saludar ni dirigirse a los padres y/o hermanos y van directos a encerrarse en sus habitaciones. Se muestran esquivos y se vuelven opacos e incomunicativos. Evitan mirar a los ojos para que no puedan verse evidencias de ese consumo de estupefacientes (enrojecimiento, exaltación, etc.).

3. Buscan dinero. Si están trabajando y tienen ya su propio salario, lo habitual es que empiecen a no llegar a final de mes. Si siguen recibiendo una paga de los padres, es probable que ya no les sea suficiente con la cantidad que le estaban abonando y pidan más ‘pasta’ de malas maneras. Si obtienen un ‘no’ por respuesta o se les pregunta qué han hecho para gastar ya todo el dinero que se les había asignado se enciende la mecha y arde en apenas cuestión de minutos.

Los cambios de conducta pueden ser señal del consumo de drogas (iStock)

4. Conductas delictivas. Ligado a lo anterior suele ser frecuente que roben en casa, directamente dinero u objetos de valor que llevan a empeñar o venden en mercados de segunda mano para encontrar más fondos para satisfacer su necesidad de drogas. La actitud violenta también puede hacer que llegue a las manos con alguien en casa o incluso con amigos.

 

5. Cambios en los hábitos de vida. Suelen trasnochar mucho, llegar al hogar a deshoras… Salen repentinamente cuando menos te lo esperas, están siempre colgados del móvil pero cuando los llamas no te contestan. Todo ello como resultado de la búsqueda constante de proveedores de estas sustancias ilegales.

6. Apariencia física descuidada. Duermen poco, se asean menos, no les importa la ropa con la que salen a la calle y al final muestran una apariencia física que dista mucho de aquel chico o aquella chica que tanto se esmeraba para ir de marcha con los amigos.

Go Shopping

}); });